toda la información del jaguar



Amenazas y conservación del Jaguar

Amenazas del Jaguar

piel de jaguarComo más importante está la amenaza de la pérdida de hábitat de P. onca. Las tasas de deforestación elevadas en América Latina, y la fragmentación del hábitat y de las poblaciones de jaguar convierten a esta especie en vulnerable al hombre (Nowell y Jackson 1996).

Este felino habita los bosques primarios tropicales del Sur y Centro América, los mismos hábitats que científicos del clima han visto que se convertirán en sabana o desierto si se continúan cortando los bosques a este paso, y es que llegados a este punto el agua ya no podrá ser reemplazada.
Especialmente por causa de la construcción de la Transamazónica, una carretera que atraviesa gran parte de la selva de Brasil, grandes áreas del bosque tropical esta siendo destruidas por colonizadores. Estos colonizadores usan este terreno durante 2 o 3 años, como pasto para su ganado o, como campos casi estériles, hasta que la cosecha es tan pequeña que talan otras zonas. Pero ese bosque ha sido destruido de forma irremplazable y la fina capa de humus ha sido arrastrada por las lluvias. El primer paso par la creación de un desierto se ha realizado. El jaguar no será el único de sufrir sus consecuencias.

Además las personas compiten con los jaguares por sus presas, y a los jaguares se les dispara frecuentemente, a pesar de la legislación protectora (Nowell y Jackson 1996).

Al perder hábitat y presas, muchas veces se ven obligados a atacar al ganado, y esto causa que sean perseguidos por los ganaderos. En muchas zonas el ganado prácticamente se mueve por amplias zonas sin protección, y en sitios donde escasean las presas naturales han llegado a convertirse en una parte importante de la dieta del jaguar, principalmente en zonas de sabana inundadas estacionalmente.

La vulnerabilidad del jaguar a la persecución se demuestra por su desaparición a mediados del siglo XX de zonas deEstados Unidos y México donde ahora el único morador es el puma. Actualmente la caza comercial y la captura por sus pieles se ha reducido drásticamente desde los 70 gracias a las campañas en contra y a la normativa de CITES (Nowell y Jackson 1996).

Medidas de conservación

El jaguar está incluido en el Apéndice I del CITES (Tratado de Comercio Internacional de Vida Silvestre), lo que significa que es ilegal comercializar su piel o cualquier otra de sus partes.
Por su inclusión en el CITES los precios de la piel del yaguar en el mercado internacional colapsaron, frenándose esta actividad al no ser rentable para los cazadores (Hoogesteijn & Mondolfi 1991a).

Los jaguares están protegidos por la legislación nacional en Argentina, Brasil, Colombia, Guayana Francesa, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Uruguay, Belice, EEUU y Venezuela.

Su caza es legal por considerarse animales problemáticos en Brasil, Costa Rica, Guatemala, México y Perú. El jaguar era adorado y considerado como un dios por las civilizaciones precolombinas de México, Perú y América Central; sin embargo, en la actualidad sigue siendo objeto de persecución por parte de algunos rancheros, que mantienen la idea de que este félido ataca a su ganado. Estudios realizados indican que dichos ataques son muy infrecuentes.

El trofeo de caza está permitido en Bolivia.

No tiene protección legal en Ecuador y Guayana Francesa.

Algunos grandes parques en Bolivia, Brasil, Colombia, Perú, y Venezuela protegen algunos jaguares, así como en el resto de países; otros son esencialmente protegidos en grandes ranchos privados en Brasil y Venezuela. La primera reserva mundial creada especialmente para la protección del Jaguar fue creada en Belice el 2 de Diciembre de 1984. Para asegurar una adecuada protección para las poblaciones remanentes y sus hábitats, se ha sugerido que la determinación de los tamaños poblacionales y la evaluación de los hábitats, así como un control sobre la caza son necesarios (SEYMOUR, 1989).

Red Yaguareté trabaja intensamente en Argentina para proteger a los jaguares que quedan allí. Tienes más información en el artículo: SITUACIÓN DEL YAGUARETÉ O JAGUAR EN ARGENTINA. RED YAGUARETÉ

La Wildlife Conservation Society ha desarrollado estudios y ha promovido el establecimiento de áreas para su conservación en toda Latinoamérica. Los nuevos esfuerzos están ahora coordinados por el Programa de Conservación de Jaguares, financiado por la marca de autos Jaguar.

Es importante centrar esfuerzos en la educación ambiental de propietarios de terrenos o ganado y es importante promover el ecoturismo como manera de ganar dinero sin dañar al medio ambiente gracias a la biodiversidad.

Siguiente»



AnimalesExtincion.es